Prevenir y controlar la hipertensión

El factor más importante en la prevención y control de la hipertensión es llevar un estilo de vida saludable.

Dieta sana: ayuda al control de la presión arterial, debe limitar o eliminar la cantidad de sal en las comidas. Las dietas ricas en  alimentos bajos en grasa disminuyen  la presión arterial, así como el consumo de frutas, verduras y legumbres.  También es recomendable limitar las porciones de  comida y eliminar de su dieta los alimentos procesados.

Realizar ejercicio: llevar una vida sedentaria y la falta de ejercicio  favorece el aumento de peso y por tanto el aumento de la presión arterial. Es importante realizar ejercicio de forma habitual, al menos 30 minutos al día diariamente. Dependiendo de la edad del paciente se ajustará la intensidad del ejercicio a realizar. Debe ser una rutina agradable para garantizar su continuidad.

Mantener un peso corporal normal: la obesidad y el sobrepeso favorece el aumento de la presión arterial. Disminuir la dieta rica en grasas, realizar ejercicio de forma habitual y disminuir las porciones en sus comidas, ayudará a mantener en un peso corporal sano y por tanto ayudará a bajar la presión arterial.

Consumo de alcohol: no es recomendable consumir bebidas alcohólicas en pacientes hipertensos. Limitar su consumo.

Evitar el consumo de tabaco: debe evitar fumar y estar expuesto al humo del tabaco.

Controlar el estrés: por ejemplo mediante meditación, ejercicio físico adecuado y relaciones sociales positivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *